Vamos a hablar en este artículo la tuberculosis del olivo, una enfermedad que está presente en todas las zonas de olivares de producción. La tuberculosis del oído o roña del olivo está producida por una bacteria llamada Pseudomonas savastanoi. La solución ecológica que proponemos desde Nostoc son los productos HTpro EBONY y HTpro RUBY.

Además recomendamos la aplicación de Humus Líquido, este producto siempre resulta beneficioso en todos los cultivos debido a que restablece la flora microbiana natural del suelo, aumentando la sanidad de manera que si conseguimos que el suelo esté sano.

¿Qué es la tuberculosis del olivo?

La tuberculosis del olivo está producida por una bacteria fitopatógena denominada Pseudomonas savastonoi que afecta a olivos, fresnos y adelfas. Produce tumores en las plantas, seca de ramas, decaimiento del árbol infectado y en el caso de afectar a los frutos les confiere mal sabor.

En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de olivares afectados, situación que preocupa cada vez más a olivicultores y productores, principalmente por la difícil erradicación, la rapidez con que se propaga, los poco efectivos que son los tratamientos tradicionales, la resistencia de la enfermedad y la pérdida de calidad del aceite de oliva que se traduce en pérdidas económicas.

¿Cómo se puede saber que mis árboles están infectados?

Los síntomas típicos de la enfermedad que son visibles son la formación de tumores, que también pueden llamarse verrugas. Son de forma redondeada, en las etapas iniciales son algo esponjosos y el tamaño varía desde los pocos milímetros a varios centímetros de diámetro. A medida que pasa el tiempo, estas verrugas pasan a tener colores pardos, se hacen más grandes, tienen una apariencia más leñosa, se arrugan y pueden tener un aspecto agrietado y con una disposición abierta. Los lugares donde pueden aparecer son en el tronco, las ramas, tallos y brotes, y en raras ocasiones en hojas, frutos y raíces. Las zonas de las plantas donde se pueden ver con mayor facilidad son los brotes y las ramas jóvenes.

¿Cómo causa la enfermedad Pseudomonas savastanoi?

Normalmente la bacteria causante de la enfermedad está latente durante todo el año en la superficie de la planta. Para que las bacterias puedan producir la enfermedad deben darse dos situaciones:

  • Una herida por donde la bacteria puede introducirse en la planta, que puede estar causada por la caída de hojas, por podas de ramas, recogida de las aceitunas y por fenómenos atmosféricos como el granizo o las heladas.
  • Condiciones de temperatura y humedad favorables para la infección de la bacteria como sucede en la primavera y el otoño.

Una vez infectado el olivo la propagación es muy rápida y su erradicación es muy dificultosa. Puede provocar la muerte de brotes nuevos y ramas, y si la enfermedad continúa produce una fuerte debilidad en el árbol. Las aceitunas que estén afectadas tienen mal sabor.

¿Qué puedo hacer si mis árboles tienen la Tuberculosis del olivo?

Lo más importante en esta enfermedad es la prevención para evitar infecciones durante todo el año, siempre evitando la acción de la bacteria y atajándolo de inmediato.

  • En la poda anual de los árboles, aquellos que estén infectados deben dejarse para el final y destruir los restos vegetales.
  • Deben realizarse en tiempo seco las podas de las partes infectadas con los tumores, porque como hemos visto la humedad favorece la dispersión de la enfermedad.
  • Desinfectar las herramientas de poda entre corte y corte para evitar su dispersión por los demás árboles de la plantación porque se disemina con mucha facilidad.
  • No recolectar las aceitunas en días muy húmedos o lluviosos, ya que aquellas que estén afectadas por la enfermedad pueden transmitírselas a los árboles sanos.
  • En la cosecha intentar, en la medida de lo posible, los daños a los árboles, que son una puerta de entrada de esta enfermedad.
  • En ocasiones se puede llevar a cabo tratamientos cúpricos que pueden reducir las poblaciones, aunque en realidad, se ha comprobado que es poco efectivo.
  • En el momento en que se aprecia infección o que hay un riesgo claro de infección del patógeno (como después de una granizada, poda mal realizada o incluso en épocas en las que sea más fácil el contagio) podemos aplicar los productos HTpro EBONY y HTpro RUBY, que aplicados vía foliar o en el suelo, aporta nutrientes que hacen que la planta recupere su inmunidad natural frente a esta bacteria y cura y previene de la infección de esta enfermedad. Estos productos se pueden utilizar en la agricultura biológica.

HTpro EBONY

Solución tuberculosis olivo